¿Qué es SEO? Una Guía Para Crear Contenido SEO

Si eres relativamente nuevo en el mundo del Marketing Digital seguro que has escuchado hablar del Contenido SEO. Esta guía para principiantes está diseñada para responder a tres preguntas:

  1. ¿Qué es el Contenido SEO?
  2. ¿Cuáles son los tipos de Contenido SEO?
  3. ¿Qué es una Estrategia de Contenido SEO?

¡Empecemos!

¿Qué es el Contenido SEO?

Para entender lo que los expertos en Marketing quieren decir con Contenido SEO, es útil dividir la frase por sus dos componentes:

  • SEO” se refiere a la optimización de motores de búsqueda. Es el proceso de optimización de un sitio web para que la gente puede encontrarlo fácilmente a través de motores de búsqueda como Google o Bing.
  • Por “contenido”, nos referimos a cualquier información que está en la web y puede ser encontrada en la web.

Por lo tanto, Contenido SEO es cualquier contenido creado con el objetivo de atraer tráfico de motor de búsqueda.

Es importante tener en cuenta que si el SEO o tráfico de motores de búsqueda es tu único objetivo, tus resultados sufrirán. Con el fin de satisfacer tanto los motores de búsqueda (que le te compensará con altos rangos en el tiempo) y los clientes potenciales y los visitantes que vuelven. Es necesario ofrecer valor por encima y más allá de la optimización de motores de búsqueda.

En otras palabras, no produzcas contenido que clasifique y obtenga clics, pero no proporciona ningún valor adicional al usuario del motor de búsqueda. Los sitios que promueven contenido de bajo valor corren el riesgo de ser penalizados por Google. También tienden a tener altas tasas de rebote y bajas tasas de conversión. Cuidar el SEO es una de las piezas fundamentales para desarrollar una buena estrategia de Marketing Digital.

¿Cómo desarrollar tu Contenido SEO?

En este artículo no vamos a hablar de todo lo que necesitas saber acerca de la optimización de tu contenido para los motores de búsqueda. Lo que vamos a ver es una descripción básica de lo que necesitas para desarrollar tu Contenido SEO:

  • Buscador de Palabras Clave: Si deseas generar tráfico a través de la búsqueda, lo mejor es hacer la investigación de palabras clave antes de empezar a escribir. De esta forma, puedes centrarse en palabras clave para las que ya existe una cierta cantidad de volumen de búsqueda. Es decir, escribir sobre temas sobre los que la gente ya está buscando información.
  • Optimización de Palabras Clave: sepa dónde y cómo utilizar palabras clave en su contenido para obtener la máxima capacidad de búsqueda. (SEOMoz ofrece una gran guía para la optimización de webs).
  • Organización de contenido: El contenido de tu sitio web debe organizarse de una manera lógica. Esto no sólo es bueno para SEO, sino que también ayuda a los visitantes de tu página a encontrar otro contenido relacionado fácilmente. (Cuanto más tiempo permanezcan en tu sitio, mejor.)
  • Promoción de contenidos: Aumente la visibilidad de los nuevos contenidos que creas al compartirlos en redes sociales y crear vínculos con tu contenido (tanto internamente como desde sitios externos).

 

Tipos de Contenido SEO

El Contenido SEO puede incluir alguno de los siguientes tipos:

  • Páginas de producto: es lo más importante de una página web de comercio electrónico minorista. Una buena página de producto puede servir como contenido de SEO y una página de destino de PPC.
  • Publicaciones de blog: Un blog es una de las maneras más fáciles de crear una corriente regular de contenido de SEO. En general, las publicaciones en el blog son más interesantes y más propensas a atraer enlaces que las páginas de productos, por lo que pueden ser una excelente forma de crear alguna autoridad para tu sitio.
  • Artículos: Piensa en noticia, entrevista, o alguna fotografía. Este es el tipo principal de contenido que encontrarás en la mayoría de los sitios web de periódicos o revistas.
  • Listas: Una lista es sólo una especie de artículo, pero enmarcarlo como una lista. Como “10 maneras de reducir su factura energética” o “101 cosas que odio sobre Google”. Las listas hacen que sea más fácil de escanear. Estos tipos de títulos también parecen ser más accesibles cuando se encuentran en los resultados de búsqueda o en los feeds de redes sociales.
  • Guías: Una guía es una pieza más larga de contenido que explica en detalle cómo hacer algo. Las guías a menudo se dividen en varias páginas web. Aunque es una práctica recomendada permitir a los usuarios ver contenido largo como una sola página si lo desean. Puede publicar una guía completa en su sitio web o puede publicar un resumen o un extracto. Se sale requerir que los visitantes llenen un formulario de registro para leer la guía completa. Esto puede ser una buena manera de generar pistas, pero ten en cuenta que la creación de una pared de registro probablemente reducirá la cantidad de tráfico SEO que puede conducir a esa guía.
  • Videos: En general hay menos videos en la web que páginas de texto; Por lo tanto, puede ser más fácil clasificar en la primera página para una palabra clave competitiva mediante la creación de un video en lugar de un artículo. Dependiendo del tipo de sitio o negocio que tengas, los videos pueden ser una gran manera de atraer y llegar a tu público. Considera la posibilidad de crear tutoriales en vídeo sobre cómo utilizar tus productos. O ilustrar un proceso que está relacionado con su negocio – por ejemplo, un fontanero podría hacer un video que muestre cómo desatascar un fregadero. Una nota sobre SEO: puedes considerar incluir una transcripción de texto de su video.
  • Infografía:  Son imágenes de gran formato que contienen una gran cantidad de datos (a menudo en forma de gráficos), pueden acumular una gran cantidad de páginas vistas y enlaces. Sin embargo, debido a que gran parte del contenido está incrustado en la imagen y por lo tanto no es legible como texto por los motores de búsqueda, es importante optimizar cuidadosamente el resto de la página.
  • Presentaciones en diapositivas: Una presentación en diapositivas es una forma de mostrar una serie de imágenes relacionadas. A veces las imágenes son más importantes que el texto. Por lo que, de nuevo, el SEO del título, subtítulos, nombres de archivo de imagen son importantes porque hay menos para que los motores de búsqueda te encuentren.
  • Glosarios: Hay más personas que utilizan Google para buscar significados que a través de un diccionario. Un glosario bien construido puede ser una buena manera de capturar tráfico de búsqueda si trabajas con términos de cocina, médicos, moda…
  • Directorios: Un directorio es una taxonomía útil de enlaces a sitios o recursos alrededor de un tema. Por ejemplo, un blog de perfumes podría crear un directorio de lugares para comprar perfumes.

Estos son sólo algunos de los tipos básicos de contenido SEO. No dejes que esta lista te limite – las posibilidades son prácticamente infinitas.

Cómo desarrollar una Estrategia de Contenido SEO

Si has estado produciendo contenido de manera casual, esperando y rezando que parte de él finalmente aparezca en los rankings, es hora de ponerse las pilas y poner en marcha una Estrategia de Contenido SEO para tu web. de abrocharse y comprometerse a una estrategia de contenido más metódica de SEO para la web.

Aquí tienes cuatro pasos para definir y perfeccionar tu Estrategia de Contenido SEO:

1. Define tus objetivos

En primer lugar, determina tus objetivos como empresa. ¿Estás buscando incrementar las ventas a través de página web? ¿Monetizas tu web a través de anuncios y por lo tanto sólo deseas aumentar el tráfico? Tus objetivos determinarán a qué tipo de contenido enfocarse.

Si lo que estás tratando es aumentar las ventas de tus productos, tienes que hacer que tu web sea atractiva, con páginas de productos informativos que estén optimizadas para la búsqueda y las conversiones. También podría ser útil el uso de un blog. A través del cual cuentes cuándo y cómo usar sus productos, vinculándolo a las páginas donde sea relevante. Ten en cuenta que tu blog no sea de auto-promoción, puesto que no sería de interés para tus lectores.

Si tu página web funciona como modelo publicitario y el objetivo es atraer a nuevos lectores a través de la búsqueda, debes ofrecer un contenido que sea interesante. Tienes que ofrecer extenso contenido, de calidad, con videos, etc. Puesto que mantendrá por más tiempo a tus visitantes en tu web.

2. Ten en consideración a tu audiencia

Tienes que conocer a tu público. Las encuestas o los diferentes softwares de análisis (Website Looker, Leadfeeder) puede ayudarte a obtener la mejor imagen de tu visitante. Con ello podrás hacerte una idea de las características de tu visitante. Y pensar que tipo de contenido está buscando y cómo ofrecérselo.

Un ejemplo sería si tu página web es B2B dirigido a altos ejecutivos. Tendrás que crear documentos técnicos de alto nivel que se pueden descargar y guardar para leerlos más tarde.

En cambio si tu empresa se dirige a adolescentes y preadolescentes, es posible que desees concentrarse en actualizaciones frecuentes con menos texto y más imágenes y video. Tendrás que asegurarte de que tu página está optimizada para móviles.

3. Crear un calendario de publicaciones

Una vez sepas a quién dirigirte y por qué, es el momento de construir un calendario de publicaciones. Un calendario de publicaciones es un programa que dicta cuando se subirá nuevo contenido y qué tipo que será. Esto te ayudará a mantener un horario regular y tener os tiempos marcados.

Algunos consejos para crear e incorporar un calendario de publicaciones:

  • Utiliza Outlook o Google Calendar: comparte el calendario de publicaciones con todo el equipo de Marketing. Establece recordatorios para que los autores reciban una notificación cuando se acerque el plazo.
  • Considera la posibilidad de crear relacionado: Por ejemplo, un blog de alimentos podría hacer una receta sin carne todos los lunes. Crea una página de categorías para cada entrada, para que los visitantes puedan encontrar todo el contenido relacionado.
  • Date tiempo para crear el contenido más complicado: como videos o infografías. Éstos a menudo necesitan varias ediciones para perfeccionar y pueden ser más complicados de optimizar para la búsqueda.
  • Planifica a corto y medio plazo: los calendarios a menudo pueden cambiar después de un mes o dos. Esto se debe a los cambios en los objetivos de Marketing, presupuestos o personal. Así que no trates de planificar un calendario para el próximo año, ahorra tiempo y esfuerzo.

4. Analiza y evalúa.  

El último punto es analizar tu página web. Tienes que analizar tu Contenido SEO regularmente para ver lo que funciona y lo que no. Las medidas de éxito tienen en cuenta las vistas a página, enlaces, comentarios, acciones sociales (Facebook, tweets, etc.) y tasas de conversión. Este análisis debe tener tres objetivos:

  • Estudiar los éxitos para que se puedan repetir las estrategias: busca los patrones. ¿A tu audiencia le gustan los videos? ¡Entonces haz más videos! Ajusta tu calendario editorial para que pueda concentrarse más tiempo y esfuerzo en los tipos de contenido de más éxito.
  • Dedica tiempo para actualizar y mejorar el contenido SEO: si has intentado optimizar un artículo para una palabra clave determinada, pero está obteniendo más tráfico para una variación diferente de esa palabra clave, vuelve a activarla y vuelve a optimizarla para la nueva palabra clave. Es posible que puedas aumentar significativamente el tráfico poniendo esa palabra clave en el título, por ejemplo.
  • Segmentación de clientes: una buena técnica de optimizar tu contenido es adaptándolo a cada tipo de cliente usando técnicas de segmentación de clientes.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *